Sinopsis Tengu, La Leyenda

Sinopsis Tengu La Leyenda:

Tengu – La Leyenda es una obra teatral mitológica que narra la historia de Karassu Tengu, desde su nacimiento hasta que se convierte en un dios y decide convertirse en el protector de la humanidad.
Para ello debe enfrentarse a una serie de pruebas y peligros que le conducirán incluso al borde de la muerte para finalmente alcanzar la divinidad, una posición desde la que decide ayudar y proteger a la raza humana. Convirtiéndose en el enlace y comunicador entre los reinos de Tengu y el mundo de los hombres.
La obra, ambientada en los bosques de Hokkaido (S. XII), tiene como protagonista a Karassu Tengu, quien representa el lado más humano de la dioses. Pasional, caótico e impulsivo, posee una gran fuerza que le permite derribar cualquier barrera.
Karassu Tengu es el guerrero por excelencia: fuerte y veloz y también noble y leal, capaz de la mayor carnicería pero al mismo tiempo gran protector de los humanos.
Representa valores como el inconformismo y la constante lucha por la superación, la liberación de las barreras tanto físicas como mentales.

La obra mezcla la representación teatral basada en el teatro clásico japonés, así como danzas y coreografías de artes marciales.
En la obra podemos encontrar otros personajes como Senso Tengu, El Gran General de los ejércitos de Tengu. Dios de la Guerra. Defensor de la justicia y guardaespaldas del gran Susunda, el Gran Dragón. Maestro y mentor de Karassu que moldea su carácter hasta convertirlo en el gran guerrero de los reinos de Tengu.
Otro papel fundamental es el de Minikui, mitológicamente mujeres hechiceras. Por su belleza habían sido expulsadas de las aldeas y obligadas a vivir en el bosque donde Karassu Tengu las acogía y las instruía en las artes de la magia y la hechicería.
Minikui. Es la magia de Tengu. Magia, misterio, fuerza y la atracción de lo salvaje. La relación entre Karassu Tengu y Minikui es muy fuerte e intensa.

El Tengu historicamente es una divinidad que se encuentra en las diferentes religiones y espiritualidades japonesas, aunque es en la cultura del ochikara donde encuentra su máxima relevancia y expresión, y donde adaptamos al personaje principal de nuestra obra. Es quien muestra los secretos del mundo espiritual y la magia a los hombres. Como guerrero es quien les enseña las artes de la guerra siendo adorado en todas las corrientes espirituales japonesas, ya sea como semidiós, demonio o dios liberador.